Ir al contenido

Asociación de Alumni organiza webinar sobre"Royalty a la Minería"

Con una alta convocatoria se desarrolló el webinar "Royalty a la Minería", organizado por la Asociación de Alumni del Departamento de Ingeniería de Minas y con la participación de los académicos Prof. Luis Felipe Orellana y Prof. Emilio Castillo.

En el evento online, que contó con la participación ex alumnos y alumnas del DIMin, el Prof. Emilio Castillo inició la presentación planteando la interrogante sobre por qué se requieren impuestos especiales en la minería.

"Si bien la tasa impositiva de la minería en Chile ha ido cambiando durante los últimos años, situándose entre el 35% y el 40%, hay una tendencia o percepción de las personas que la minería debe tener una contribución superior a otros sectores", recalcó.

Asimismo, abordó el contexto histórico que dio origen a la tributación minera, los fundamentos de los royalties, instrumentos de tributación a la minería y diferentes modelos sobre los cuales se establecen los impuestos.

Por su parte, el Prof. Luis Felipe Orellana, comentó sobre el trabajo de royalty minero y los efectos en las reservas mineras que expusieron recientemente en la Comisión de Minería y Energía del Senado de la República, como parte de un estudio desarrollado junto a los académicos Emilio Castillo y Nelson Morales, y que tiene por fin revisar principalmente el efecto de distintas tasas ad-valorem sobre las reservas mineras.

"Tomamos distintas tasas ad- valorem, partiendo desde el proyecto de ley que se encuentra en discusión en el Congreso y que aumenta la tasa efectiva del royalty, en base al precio del cobre, la cual se aprobó en la Cámara de Diputados y Diputadas y se encuentra hoy en discusión en el Senado. Pero además sumamos a nuestro análisis distintas tasas ad-valorem planas, no dependiendo del precio, con tasas que van desde el 1 al 10%", explicó.

En el estudio se propone que la nueva tributación minera considere un mayor aporte al Estado, que minimice el impacto sobre las reservas y que recoja la hetereogenidad de las operaciones. En ese sentido, los académicos plantearon que un modelo híbrido es capaz de aprovechar tanto los ciclos altos de precio, como asegurar transferencias permanentes al Estado.